Notícias
 
( 19/06/2004 ) SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE CERTIFICACIÓN ALTERNATIVA – Documento Final
 


La Certificación de Productos Orgánicos es un tema que desde un principio ha acompañado a la producción orgánica. Con el transcurrir del tiempo, los productores orgánicos del mundo entero desarrollaron métodos para garantizar la naturaleza orgánica de sus productos a los consumidores, transformadores, comercializadores y cada vez más, a las agencias gubernamentales responsables de la calidad de los alimentos. Para los productores también ha sido importante diferenciar los productos orgánicos de aquellos que no lo son, pero que utilizan etiquetas o hacen publicidad con términos como ecológico u orgánico.
La Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM), desarrolló desde principios de los años 70, un sistema de garantía basado en un proceso democrático de consultas con los involucrados en la producción orgánica. Ese proceso dio como resultado una estructura sofisticada – el Sistema Orgánico de Garantía, que consiste en las Normas Básicas de IFOAM, en los Criterios para la Acreditación, en el Programa de Acreditación de IFOAM y en el sello de IFOAM. Este sistema demostró su eficiencia a través de los años, especialmente en los mercados masivos de los países de altos ingresos y en el siempre creciente comercio orgánico internacional.
Muchas de las agencias certificadoras comenzaron como asociaciones de agricultores u otras organizaciones similares. Debido al desarrollo profesional y las presiones externas, estas agencias desarrollaron métodos para garantizar la credibilidad con otros esquemas de certificación, lo que dio como resultado el hecho de que el Sistema de Garantía de IFOAM estuviera basado en una perspectiva muy similar a las normas de calidad ISO, tales como la Guía ISO 65.
Al margen de todo este sistema sofisticado de Certificación estructurado en los países del norte, miles de pequeños agricultores alrededor del mundo, en particular en los países del Sur, se vieron obligados a crear alternativas más adaptadas a sus realidades. Estas alternativas también existen en los países ricos, donde el interese es creciente. Las razones para estos “métodos alternativos de certificación” son diversas, pero mayormente se originan en los altos costos de la certificación oficial, en las discordancias con el paradigma de asegurar la credibilidad de los productos orgánicos, o en un deseo de fortalecer política y socialmente a los agricultores. En muchos casos, la certificación tipo ISO 65 es considerada como innecesaria e inadecuada a la realidad.
Estos métodos “no formales” de certificación, siguen en su mayoría, el acuerdo mundial sobre lo que el término “orgánico” significa. Muchos de ellos usan los Principios Generales o las Normas que fueron desarrollados por muchos años por el movimiento orgánico. Pero la aplicación de estos principios en la certificación de la producción, procesamiento y de la comercialización varía enormemente. Algunos cuentan con normas escritas, otros se basan en declaraciones juradas de los productores, otros tienen sellos de organizaciones de productores o consumidores, y algunos ofrecen la garantía del nombre de una empresa o comercio (tienda).
Estos sistemas no sólo obtienen la garantía de la calidad orgánica del producto, sino que también están vinculados con estilos de mercados alternativos. En todo el mundo, los sistemas de canastas fijas, entrega a domicilio, organizaciones de agricultura apoyada por la comunidad, mercados de agricultores, ferias populares y otros sistemas de venta, directos o no, ayudan a educar a los consumidores sobre los alimentos producidos o transformados con métodos ecológicos, construyendo así la confianza en la agricultura orgánica.
Es en este contexto, que IFOAM y MAELA (Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe) promueven el Seminario Internacional sobre Certificación Alternativa, organizado por la ONG Centro Ecológico, en el Litoral Norte de Rio Grande do Sul, estado al sur de Brasil, del 13 al 17 de abril del 2004.
Más de 20 países fueron representados en este Seminario. Organizados en grupos de discusión, los participantes debatieron los puntos en común de sus diferentes esquemas y métodos para garantizar la credibilidad del producto orgánico y los desafíos por superar para otorgar una mayor legitimidad a estos métodos.
Para los participantes existe una clara necesidad de buscar alternativas más adaptadas económica, social y culturalmente a las diferentes realidades de los pequeños productores de todo el mundo, de lo que hoy se conoce como certificación de tercera parte.
Experiencias como las de la “Agricultura Apoyada por la Comunidad” (CSA) en los Estados Unidos, la Red Ecovida de Agroecología en el sur de Brasil o la de los Agricultores Orgánicos en Nueva Zelanda, entre otras, demuestran la importancia del involucramiento de los agricultores y consumidores en la generación de credibilidad del producto orgánico. Una percepción de todos los participantes del Seminario, es que estos mecanismos de certificación que involucran la participación de los interesados en la producción y el consumo de los productos orgánicos, puede ser muy eficiente en la garantía de la calidad orgánica de los productos.
Los participantes concuerdan también que para los mercados locales, prioritarios para los productores orgánicos, las formas de certificación alternativa son muy adecuadas. Por otro lado, una de las resoluciones del Seminario es justamente buscar formas de reconocimiento y legitimación de estas estrategias de certificación para los mercados que van más allá de lo local.
La reciente legislación brasilera sobre producción orgánica, que prevé la no obligatoriedad de la certificación para procesos de comercialización que involucran la relación directa productores – consumidores, y el reconocimiento a la Certificación Participativa como una metodología válida de certificación para todo el país, esta siendo considerada como un ejemplo interesante. Los participantes de varios países se comprometieron a ejercer presión con sus gobiernos para que las legislaciones en sus países incorporen un contenido similar.
Por último, los participantes desean destacar la disposición de trabajar en forma conjunta no sólo por la búsqueda del reconocimiento de estos métodos alternativos de certificación en otros espacios, sino también para evitar la creciente “convencionalización” de la agricultura orgánica, donde las supuestas exigencias del mercado muchas veces han apartado el movimiento orgánico de muchos de sus principios iniciales.
De esta forma, IFOAM y MAELA, así cómo todas las organizaciones participantes, se comprometen a fomentar este tema dentro de sus instancias. La conformación de un Grupo de Trabajo con representantes de todos los continentes se responsabilizará por garantizar la continuidad de las discusiones generadas durante el Seminario.

Torres y Don Pedro de Alcántara, Rio Grande do Sul, Brasil, abril del 2004.


   
 

Cursos

20/11
Plenária do Núcleo Litoral Solidário da Rede Ecovida de Agroecologia
21/11
Curso Princípios Básicos em Agricultura Ecológica


 

Ipê-Serra - Rua Luiz Augusto Branco, 725 - Bairro Cruzeiro / Cep: 95.240-000 / Ipê - RS / Fone: 0xx (54) 3233.16.38 / E-mail: serra@centroecologico.org.br
Litoral Norte - Rua Padre Jorge, 51 / Cep: 95.568-000 / Dom Pedro de Alcântara-RS / Fone/fax: 0xx (51) 3664.02.20 /E-mail:litoral@centroecologico.org.br